¡Volvemos a clase!

¡Volvemos a clase!

El comienzo de cursos y la vuelta a clase siempre es un momento muy especial que, de una forma u otra, produce cambios que van más allá de la escuela, del colegio, del salón de clase, de los maestros, de los profesores y de los niños y adolescentes que retoman su actividad educativa. Toda la sociedad, en mayor o menor medida, modifica su accionar, su actitud, su funcionamiento. Y ni que hablar de la familia que debe cambiar su rutina “veraniega” y adaptarse a esta nueva realidad que nos acompañará durante varios meses.

Nos esperan grandes cosas

El espíritu abierto a nuevos desafíos, potenciando nuestra capacidad de sentir y de pensar y la actitud positiva frente al comienzo de un nuevo año, son nuestra mayor fortaleza. Nos esperan grandes cosas pero está en nosotros comprender la importancia de las mismas y el valor que tienen en el futuro, en la realidad de un mundo cambiante y en permanente transformación.

Las pilas cargadas

El tiempo de descanso, de diversión, de hacer cosas diferentes seguro que me ayudo también a “cargar las pilas” y ahora, cuando vuelvo a clases meterle duro. Estoy pronto para aprender nuevas cosas, para prestar atención, para preguntar cuando no entiendo algo, para estudiar todos los días y cumplir con las tareas asignadas. Porque tengo “las pilas cargadas”, porque el reencuentro con los compañeros me hace feliz y porque siempre hay un poco de miedo en ese primer día y en la nueva etapa de mi vida que comienza.

Responder

Your email address will not be published.