CME

Acevedo Díaz 1024

Esq. Br. España - Montevideo

2402-0244

WhatsApp 091-866209

Lun - Vie: 8:00 - 20:00

Sabados de 8 a 12:30

Acevedo Díaz 1024 Esq. Br. España. Montevideo

Tomar sol con seguridad

Tomar sol con seguridad

Disfrutar al aire libre es una manera de estar físicamente activo, reducir el estrés y obtener vitamina D.

Si tomamos las medidas adecuadas, logramos tomar sol con seguridad, podemos trabajar y jugar afuera sin aumentar el riesgo de presentar cáncer de piel, uno de los más comunes en Uruguay y a nivel mundial. El melanoma es el subtipo menos frecuente pero el más agresivo.

Muchos cambios cutáneos, como el cáncer de piel, las arrugas, las pecas y las manchas por la edad, son causadas por la exposición al sol. No olvidemos que el daño que causa el sol es permanente.

La mayoría de los casos de cáncer de piel son provocados por la exposición excesiva a los rayos ultravioleta (UV). Los rayos UV son un tipo de radiación invisible que proviene del sol, las camas bronceadoras y las lámparas solares. Los rayos UV afectan a las células de la piel.

Es importante protegerse de los rayos UV todo el año, no solo durante el verano. Los rayos UV lo pueden afectar en días nublados y frescos, y se reflejan desde superficies como el agua, el cemento, la arena, la nieve o las superficies blancas.

¿Por qué nos preocupa? La cantidad de casos de cáncer de piel en nuestro país va en aumento y afecta a personas de todas las edades, incluso a adolescentes y adultos jóvenes.

¿Qué medidas podemos tomar? PREVENIR – VER – CURAR

curar seguridad al tomar solPrevenir

El principal factor de riesgo para el cáncer de piel es la exposición a la radiación ultravioleta (rayos UV) proveniente: del sol, sin protección ni cuidados y de otras fuentes, como las camas solares.

Protegete contra el daño solar por rayos UV: este daño es acumulativo. La piel tiene memoria. No existe un bronceado seguro, ya que el bronceado es el daño de la piel causado por el sol.

Al exponerte al sol, durante todo el año y con mayor cuidado en verano, tené en cuenta:

Disfrutá a la sombra, evitando el sol directo entre las 10 y 16 horas (ya que recibimos mayores radiaciones en ese horario).

Protegete con sombrero o gorro (para obtener una mayor protección, ponete un sombrero de ala ancha que cubra la cara, las orejas y la parte de atrás del cuello), ropa oscura de colores como negro, azul y rojo (que rechazan los rayos UV) preferentemente de manga larga y lentes de sol con filtro UV certificado (los lentes de sol protegen los ojos de los rayos UV y reducen el riesgo de cataratas, también protegen la piel delicada alrededor de los ojos de la exposición al sol)

Ponete protector solar de factor 30 FPS o más, de amplio espectro, que bloquee tanto los rayos UVA como los UVB, usalo sobre la piel seca 30 minutos antes de exponerte al sol. Aplicá una cantidad generosa en todas las zonas expuestas. Esto incluye cara, nariz, orejas y hombros. No olvides los pies.

Debés reponerlo cada 2-3 horas, al salir del agua, después de realizar deportes al aire libre o sudar y después de secarte.

Asegurate – antes de comenzar a disfrutar del aire libre – que tu familia y amigos estén protegidos del sol.

Cuidá a los niños, nunca expongas directamente al sol a los menores de un año.

Cuidate los días nublados y ventosos. La radiación UV traspasa las nubes y el agua, y nos afecta durante todo el año, aunque haga frío…

Evitá las camas solares. Los autobronceantes están permitidos.

prevenir seguridad al tomar solVer

Revisá tu piel. Solo necesitás espejo y buena luz para detectar un lunar sospechoso. Es importante examinar toda la piel: no te olvides de palmas, plantas, orejas y cuero cabelludo.

¿A qué debo prestar atención? Acordate de la regla del ABCDE:

  • Asimetría ¿mi lunar es asimétrico? (forma rara no uniforme)
  • Borde ¿tiene bordes irregulares? (bordes cambiantes, mal definidos)
  • Color ¿tiene varios colores?
  • Diámetro ¿mide más de 6 mm?
  • Evolución ¿cambió su apariencia en el tiempo? ¿te resulta raro? ¿pica, sangra, no cicatriza o presenta costra?

Curar

Si lo encontramos a tiempo, en una etapa precoz, el cáncer de piel se opera y se puede curar.
En caso de encontrar una nueva lesión en la piel o que una ya existente cambie en tamaño, forma, color o volumen, es importante consultar al especialista en dermatología.

Si tenés muchos lunares, antecedentes familiares o personales de cáncer de piel, consultá periódicamente a tu dermatóloga/o.

Si bien las personas de piel más clara -que quedan rojas al exponerse al sol- tienen mayor riesgo de cáncer de piel, cualquier persona puede desarrollarlo.

Fuente: MSP 23/05/22

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
blank

Atención al Usuario

Horario

CME se  adapta a las necesidades de los usuarios, con un amplio horario de atención de lunes a viernes de 8 a 20 horas. Sábados de 8 a 12:30. Los servicios CME para carné de salud y certificados comienza a las 7:15 hasta las 11 hs. y de 13 a 14 horas de lunes a viernes. Consulta por nuestro Call Center 091-866209 de 8 a 20 horas.

Ir arriba